Dolmabahçe, hogar de sultanes

Estambul es una de esas ciudades que tiene muchos lugares de interés que visitar. Pero cuando vives en un lugar, no haces turismo todo de una vez, así que después de estar cómodos en la ciudad nos decidimos a conocer este palacio: Dolmabahçe.

Algunos datos de interés

Dolmabahçe fue construido en un espacio de 10 años a las ordenes del Sultán Abdulmecit I en 1843. El espacio del palacio tiene una superficie de 1500 metros cuadrados y una imponente fachada de 600 metros. Estas dimensiones permiten al palacio tener 285 habitaciones y 2700 ventanas además de 6 baños turcos; desde luego es un palacio de grandes dimensiones.

Historia

El palacio hacía las veces de sede oficial de recepciones y casa familiar (harem). El Sultán Abdulmecit I fue el primero en residir en él, pero a su muerte le siguieron los sultanes Abdulaziz I, Murad V, Abulhamid II, Mehmed V y Mehmed VI. Con el fin del califato en 1922 los sultanes dejaron de gobernar y en su lugar Mustafa Kemal Atatürk proclamó la República de Turquía, vivió durante un tiempo en el palacio y el 10 de noviembre de 1938 a las 9:05 falleció en una de las habitaciones de Dolmabahçe que a día de hoy permanece intacta.

Pese a que tras el fallecimiento de Atatürk se hicieran algunas recepciones en el palacio, éste quedó clausurado como dependencias del gobierno y se convirtió en el museo que es hoy.

estambul (514)
Vistas del Palacio desde el Bosforo

La visita

Lo más importante antes de entrar es que las visitas a Selamlik (dependencias administrativas) y al Harem (zona familiar) son guiadas y en grupo (incluido en el precio de la entrada), las visitas al Museo del Reloj y al Pabellón de Cristal son por libre y sin guía. Para todos los recintos interiores, es decir, todos a excepción de los jardines es necesario cubrirse los zapatos para proteger las alfombras. Es un lugar que se mantiene tal y como estaba y el cuidado por sus objetos es hasta el más mínimo detalle.

¡Está prohibido hacer fotos! ¿Qué? ¿Cómo vamos a mostrar todo lo que hemos visto? Pues de alguna manera habrá que hacerlo. Sí, no habrá fotos de su interior para Instagram y algunas son dignas de muchos likes.

El recinto combina múltiples estilos arquitectónicos: desde los occidentales (barroco, rococó y neoclásico) hasta el estilo tradicional otomano; y se divide tal y como hemos dicho en cuatro espacios: Selamlik, Harem, Museo del Reloj y Pabellón de Cristal.

estambul (659)

Selamlik

Esta parte del recinto es la más imponente de todas puesto que es la zona que se exhibía al resto de embajadores internacionales que asistían al palacio. Encontrarás un espacio dedicado a objetos de la época de cristal, porcelana y metales; la imponente escalera de cristal por la que los embajadores ascendían para encontrarse por primera vez cara a cara con el sultán, o una lámpara de cristales ingleses de más de 4 toneladas en el Salón del Trono y un baño turco con luz natural es-pec-ta-cu-lar.

estambul (649)
Los jardines están perfectamente cuidados

Harem

Las dependencias privadas del sultán y su familia son, en comparación, más sencillas que las dependencias públicas, aunque esto no quiere decir que sean sencillas. Aquí además de muebles de la época en que el califato gobernaba encontrarás las habitaciones privadas del sultán, de la reina madre y de las mujeres y los hijos del sultán; y también 5 de los 6 baños turcos que anteriormente mencionamos.

estambul (646)
Otra de las tantas puertas que da a la ciudad

Pabellón de Cristal

Esta es la zona más sencilla, de hecho sólo hay una sala que vale la pena ver: el jardín-invernadero, una sala acristalada con vistas al jardín y a los pavos reales.

Nos saltamos el Museo del Reloj y paseamos por los jardines, viendo las puertas que dirigían al Bósforo, ese estrecho que hace que la ciudad de Estambul esté divida en dos continentes, que se puede ver cuando cruzas al lado asiático de forma tan característica.

Y así, termina la visita del palacio. Personalmente me gustó mucho más que el Palacio de Topkapi, aunque este tiene mucha más fama, quizás la localización, la arquitectura, la decoración o simplemente el hecho de que como no puedes hacer fotos en su interior, era totalmente novedoso para mi. Pero precisamente por eso, te recomendamos que vayas y lo veas con tus propios ojos.

¿Te interesa ver el palacio?

Ya sabes que compartir es vivir y mantener vivo este blog

Anuncios

7 comentarios sobre “Dolmabahçe, hogar de sultanes

  1. Pingback: Guía de Estambul
  2. Pingback: Guía de Estambul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s