San Miguel de Allende

San Miguel de Allende un regalo para México y para el mundo entero. Así se presenta esta pequeña localidad del estado de Guanajuato. Con esta presentación lo primero que se nos vino a la cabeza es “¡qué flipados! ¿no?” Y es que es una declaración contundente y como grandes escépticos que somos, nos adentramos en la ciudad a ver qué podíamos encontrar. Pero antes de contarte nuestras impresiones te contamos un poquito de San Miguel de Allende.

Localización e historia

Situada en el altiplano central de México a 1900 metros sobre el nivel del mar, a poco más de una hora de la ciudad de Santiago de Querétaro y a más de tres de Ciudad de México. Declarada en 2002 Pueblo Mágico, perdió su título a favor del de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 2008.

La ciudad se fundó en 1542 por fray Juan de San Miguel, en un punto de paso importante de la ruta de la plata. Durante la Guerra de la Independencia de México, la ciudad se destacó por ser Ignacio Allende, natural de la localidad, un líder importante en dicha guerra. Fue capturado, juzgado y sentenciado y su cabeza expuesta junto a otros líderes de la causa. En 1826 la localidad cambia su nombre por San Miguel de Allende.

A pesar de su grandioso pasado, en 1900 casi se convierte en un pueblo fantasma, fue en 1926 cuando con la declaración de monumento histórico se potencia el mantenimiento de la arquitectura colonial.

Fue a partir de la segunda guerra mundial cuando reaviva su potencial turístico tanto por su arquitectura como por sus aguas termales. Y desde entonces no ha dejado de crecer manteniendo su encanto y tradición.

San Miguel de Ayende
Todas las calles alrededor de la plaza son empedradas, el fular fue nuestro mejor aliado

Lo que no sabíamos

Nunca habíamos escuchado de San Miguel de Allende hasta que nuestros amigos Tania y Javi visitaron México, entonces nos recomendaron parar allí al menos un día. Pero resulta que es uno de los grandes lugares turísticos del país. ¿Cómo entonces no habíamos oído hablar de él? Seguro que sí has oído hablar de las playas del país, pero su interior queda un poco fuera del vox populi. Y sin duda, hay turismo y tiene todo el sentido de que lo haya, pues es precioso. Aunque es más probable que lo que encuentres sea turismo interno, no es que no haya extranjeros, sino que ¿cómo estando San Miguel de Allende en tu país no lo visitas? Imposible. Así que se pone muy concurrido los fines de semana.

Qué hacer en San Miguel de Allende

Hacíamos nuestro viaje por México, 5 días en Ciudad de México, dos en Querétaro y otro en San Miguel de Allende. Aunque la ciudad es más grande, lo que vas a visitar fundamentalmente es el centro histórico, y en un día (si no te vas metiendo en todos los museos) se puede ver.

Puntos de interés

Parroquia de San Miguel Arcángel.

Si buscas San Miguel de Allende en Google, lo primero que encontrarás será la Parroquia de San Miguel Arcángel. A mediados de 1600 se decide iniciar la construcción de una iglesia totalmente diferente a la que puedes ver hoy, con un estilo plateresco que se caracterizaba por fachadas repletas de decoración natural y estructura espacial tipo gótica. Esta iglesia inicial se derrumbó y en su lugar, el arquitecto Marco Antonio Sobrarías la reconstruyó a principios de 1700 con un estilo barroco.

A petición del párroco y viendo las fisuras que la iglesia sufría, a finales de 1800 un albañil autodidacta, Zeferino Gutiérrez Muñoz, hizo los cambios que culminaron con la iglesia que existe a día de hoy con influencia de catedrales europeas y más concretamente alemanas como la de Colonia. Toda hecha de piedra rosada, destaca sobre la arquitectura del pueblo y fundamentalmente sobre la plaza en la que se encuentra.

Templo Oratorio de San Felipe Neri

Originalmente se trataba de un templo indígena al que los párrocos españoles pidieron el terreno para crear su nueva obra bajo la orden de San Felipe Neri. Estos indígenas se negaron a hacerlo y sin embargo hoy se trata de una iglesia de la mencionada orden católica. Se mantuvo la fachada indígena original y se añadió otra, quedando una combinación excéntrica y única. Es imposible no verla en tu paso por San Miguel, pues junto con la iglesia principal son los dos edificios que sobresalen en el centro de la ciudad.

San Miguel de Allende
Oratorio San Felipe Neri

Jardín Allende

Este jardín frente a la iglesia principal engloba un poco la vida de la ciudad. Mantiene su casco histórico intacto y cuidado, tanto como estos jardines desde donde admirar la famosa obra de don Zeferino a la sombra, cubrirse de la lluvia en bajo los soportales de los edificios aledaños a la plaza como nos pasó a nosotros o hacer un picnic mientras se oye el bullicio de la gente pasar.

San Miguel de Allende
Plaza principal de San Miguel de Allende

Mercado de artesanías

Como todo mercado de artesanía, la originalidad de las piezas y la habilidad de sus artesanos es lo que te lleva a visitarlo. ¿Hay algo mejor que llevarte algo 100% original de un viaje?

Museo Histórico Casa de Allende

Visita la casa habitación del héroe de Allende.

Casa del Mayorazgo de la Canal

Se trata de la primera casa de cultura fuera de la capital del país. En ella se ofrecen conciertos, salas de videoconferenias, librerías…

Callejear por San Miguel de Allende

Y si vas con el tiempo justo para disfrutar de todos los encantos de San Miguel de Allende, no te preocupes, tan sólo callejea para encontrar sus rincones más bonitos. Seguro los encontrarás

Otros datos útiles

No se trata de datos de interés pero sí pueden resultarte útiles a la hora de organizar tu viaje. El centro histórico tiene prohibido el acceso a los vehículos, así que prepárate para caminar este par de manzanas. No es mucho, pero si tienes un día tan soleado como lo tuvimos nosotros, debes tener en cuenta la protección necesaria para evitar quemaduras e insolaciones.

El pueblo está empedrado así que si llevas carro de bebé, puede resultar un engorro. Nosotros no lo llevamos porque nos habían avisado, vimos que quizás no hubiese sido tan difícil, pero por si acaso los tuvimos en el fular todo el rato. Como siempre, todo depende del tipo de carro que tengas, pero en general no es un camino fácil si te sales de la zona peatonal de la plaza

San Miguel de Allende
Templo de la Purísima Concepción

.

Un comentario sobre “San Miguel de Allende

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s