¡PEQUENOSPASAJEROS.COM está en venta! Haz clic si te interesa

El día de los océanos

Se acerca el día de los océanos, como ya sabes, bucear es nuestro vicio viajero. Cada ves más ocurre que antes de sumergirte te avisan de lo que puedes encontrarte, te recuerdan lo frágil que es nuestro planeta, te muestran los daños que hacen los plásticos a las criaturas del mar.

Cada vez que nos sumergimos, encontramos más basura en los fondos, algunas tan insólitas como llantas o electrodomésticos; otras tan comunes como latas o bolsas de plástico. Como si en la superficie no hubiera papeleras o si no hubiera bolsillos para guardar los desperdicios hasta encontrar una.

Se ha convertido en un vicio lo de arrojar basura, y no nos damos cuenta lo mucho que nos afecta. Recuerdo bien cuando viajábamos por el norte de Chipre y encontrábamos preciosas calas solitarias, parábamos el coche y nos disponíamos a bajar, hasta que veíamos las montañas de basura y nos dábamos la vuelta. Parte de esa basura era arrojada al mar y otra parte arrastrada por las mareas desde otras costas o desde alta mar.

Sin embargo, aún tenemos gobiernos que se niegan a dar el cambio, a cuidar nuestro planeta y por ende nuestros océanos. Se niegan a reducir plásticos, a reciclar, a instaurar leyes que beneficien el hoy y el mañana. Hay ciudadanos, vecinos, familia… a los que le supone un extra separar la basura, dejar de utilizar pajitas o llevar su propia bolsa al super. No se trata de vivir en la edad de piedra, se trata de cuidar lo que tenemos, porque de una forma u otra acaba en nuestros océanos.

El mar es fuente de vida, de diversión y de investigación, no podemos mirar a otro lado cuando lo necesitamos tanto. El sistema de sobre producción y consumo en el que vivimos acaba dañándolo. No, no estoy diciendo que dejes de comprar lo que necesites, pido que hagas un uso responsable de tu consumo porque detrás hay una producción implacable que con sus humos, con su minería, con su maquinaria humana y material tiene un impacto importante en nuestros océanos.

Nos preocupa mucho lo que comemos, que sea orgánico, que no tenga gluten o azúcares añadidos o yo qué sé. ¿Sabías que el océano está lleno de plástico y microplásticos? ¿Sabías que los peces se comen esos microplásticos y que posteriormente los ingieres tú?

¡El océano es un lugar maravilloso, cuidémoslo!