Isfahán es la mitad del mundo

 

Entrar en Isfahán es transportarte a un lugar distinto, un lugar mágico, lleno de detalles, laborioso (ya lo entenderás), y es por eso que es la ciudad más visitada de Irán; pero empecemos por el principio. Nos alojamos en un hostal barato (Amir Kabir Hostel) dos noches; y tal y como el resto del viaje, no teníamos nada planeado. De hecho éste fue el único alojamiento que conseguimos reservar on-line antes de llegar al país, y pese a estar en el mayor periodo festivo del país no hubo mucho problema en conseguir donde pasar la noche.

Nunca unas puertas abrieron tanta belleza como las de la Plaza Nasqh-e Jehan, y es  el patrón que el Sha Abbas el Grande veía del mundo. Tres magníficos edificios enmarcados por un jardín y una fuente sobresalen en la plaza: la mezquita real Masjed-e Shah, Masjed-e Sheikh Lotfollah y el palacio Kakh-e Ali Qapu.

La mezquita Masjed-e Shah fue idea del Sha Abbas y se comenzó a construir en 1661, sus azulejos son en distintos tonos de azul y es tan simétrica como puede ser posible. Su entrada está orientada a la plaza mientras que la mezquita hacia la Meca, y aún así no parece que haya error ni que esté “torcida”. Una vez en su interior, todas y cada una de sus áreas y su cúpula te dejarán sin habla. Pero no sólo eso, en el santuario principal y justo bajo la cúpula, los científicos han encontrado que el espacio genera hasta 49 ecos distintos, aunque el oído humano sólo oye 12 de ellos. Así que cuando veas a alguien dando palmas, haciendo ruidos y demás, no pienses que han perdido la cabeza; no, están contando los ecos que son capaces de escuchar.

Isfahan, Iran
La entrada no coincide con La Meca,

Masjed-e Sheikh Lotfollah tendrá el mismo efecto de dejarte perpleja pero de forma gradual. Construida en honor a Lotfollah, suegro de Abbas en la primera década de 1600. Primero, verás la cúpula desde la plaza, majestuosa en colores cremas, de un tamaño enorme. Si la observas durante el atardecer verás cómo cambia su color. Tan pronto como entres verás la cantidad de trabajo que debió costar hacer algo tan bello, tantos detalles… y al final del pasillo, casi sin darte cuenta, te giras… Si el exterior de la cúpula te pareció exquisito, su interior te hará temblar, a mí se me saltaron las lágrimas, realmente no me esperaba tal emoción. Y te perderás la cabeza haciendo una foto tras otra y ninguna mostrará lo que estás viendo, ni la luz, ni el detalle, pero sobre todo no la emoción que estás viviendo; así que te calmas y disfrutas. Observar las caras de los que llegan después que tú y descubren la cúpula por dentro también es parte de la visita. La audioguía te dará toda la información que necesites.

Isfahan, Iran
Cupula al atardecer

Kakh-e Ali Qapu fue donde comenzó todo. Lo que hoy es un edificio de seis plantas en sus orígenes era algo sencillo, pero la terraza… Sólo subir y ver la plaza en su plenitud vale la pena. Este es el palacio más sencillo y con mejores vistas que he visto, realmente lo convierte en algo impresionante.

Isfahan, Iran
Vista desde la terraza del palacio

Y si pensabas que eso era todo en la plaza te equivocabas: el bazar de Isfahán (Bozorg) está construido alrededor de la plaza y se extiende por las calles de la ciudad. Fue el primer bazar del país que vimos en su apogeo, porque los anteriores estaban cerrados o casi vacíos durante los días festivos, y nada tiene que ver con el bazar de Estambul que es el que tenía de referencia. Éste nos gustó mucho más, nos pareció más auténtico y menos turístico. Encontramos un señor mayor en su tienda en el bazar, usaba hueso de camello en sus piezas de arte que podían ser cajas, espejos, dibujos, etc. Los dibuja sin patrón en los azulejos, primero el dibujo y luego el color. Aunque todo su cuerpo temblaba, tenía unas manos delicadas…

Si todavía te quedan fuerzas ve al Puente Si-o Seh por la noche cuando esté iluminado, maravilloso. Tan sólo una semana antes de que llegáramos habían cerrado la presa, así que aún disfrutamos del agua (quizá no esté tan bonito en verano). Durante el día, y gracias al No Ruz, encontramos a muchas familias haciendo picnic en los parques y navegando el río.

Isfahan, Iran
Puente iluminado

Aunque la guía de viaje que compramos no nos gustó especialmente, nos recomendó cenar en Shahrzad y eso hicimos. En este caso acertó de lleno, comida deliciosa (chelo fassenjan, chelo kebab barg y kebab de cordero) pero para un restaurante tan bueno la atención fue un desastre, quizá era uno de esos días.

El barrio armenio, Jolfa, está en medio de la ciudad y nos encantó. En él se encuentra la iglesia armenia más famosa de Irán. La Catedral de Vank parece modesta desde su exterior pero es otra de las joyas de Isfahán. ¿Quién podía pensar que podía haber tanta belleza oculta? Sólo si ya habías visto fotos. Su decoración interior es colorida y harmoniosa entre dos estilos: los azulejos islámicos pintados con figuras cristianas,estos frescos han sido restaurados y están muy protegidos. Al lado hay un museo que recuerda los horrores que el pueblo armenio ha sufrido a lo largo de la historia.

Isfahan, Iran
Barrio judio

Y queriendo mucho, mucho, mucho más tiempo en Isfahán tenemos que decir adiós, pero antes queremos recordar al taxista que nos llevó a la estación: no se podía ser más amable… Nuestra siguiente parada se acerca al desierto, pero eso ya te lo contaremos otro día.

Oh! PD: la próxima hacemos Isfahán en bici. El tráfico en Irán es catastrófico, pero encontrar esta ciudad con carril bici me emocionó, lástima que no causó la misma sensación en mis compañeros de viaje; pero para la próxima…

 

 

 

Anuncios

8 comentarios sobre “Isfahán es la mitad del mundo

  1. Pingback: ¡Tierra trágame!
  2. Isfahan no puede ser más hermosa como ciudad, y gracias por vuestras descripción la gente podrá darse cuenta de cuota belleza encierra, deseando mostrárselo al mundo…. ❤️❤️❤️

    Me gusta

Responder a Pequeños Pasajeros Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s