Naturaleza y templos alrededor de Ubud

En nuestro segundo día en Bali, nos alejamos de Ubud hacia el norte.

A unos 4 kilómetros de Ubud se encuentran las  terrazas de arroz de Tegalalang. Aparcamos la moto y pagamos nuestra entrada. Estos son uno de los arrozales más pintorescos y cuidados de Bali, tanto que parecen de exposición; pero no son los únicos de la isla. Hechas las fotos desde la zona más alta, toca meterse en el fango; y como no pises bien esto es literal (y el fango llega hasta la rodilla, comprobado). El calor es sofocante cuando estás entre los arrozales. Estamos empezando la temporada de lluvias así que el ambiente es bochornoso, la humedad intensa pero una vista rápida al paisaje que nos rodea deja un poco de lado todas las sensaciones que se agolpan en nuestro cuerpo.

Pero sigamos nuestro recorrido, llega el momento de los templos: Gunung Kawi, Tirta Empul y Goa Gajah. Llegamos a Gunung Kawi y tras comprar la entrada y ponernos el sarong (ofrecido siempre por el templo de forma gratuita) entramos este tranquilo lugar. Con un estanque en la entrada y una preciosa estatua, es el templo que con menos gente hemos estado; es pequeño, sencillo y escondido. Si quieres tranquilidad, este es el lugar. No quiere decir que no haya turistas, pero sea por el motivo que sea, no hay hordas de turistas, no te sientes atrapada ni en una feria. Estás en un templo y lo que se respira es la paz de los que vienen aquí y sosiegan su alma.

La siguiente parada es el famoso templo Tirta Empul. Este templo, del que mana lo que se considera agua de manantial con “poderes mágicos” purificadores, es uno de los templos más importantes de Bali. Para hacer la purificación deberás alquilar un sarong si no tienes uno propio que puedas mojar (el de la entrada es gratuito pero no debes usarlo en los baños). Tras un periodo de plegaria o meditación comienza el ritual, entramos en los baños purificadores. Una señal de respeto. Tres sorbos de agua, uno por la salud, otro por la fertilidad y otro por el dinero. Mójate la cabeza tres veces. Otra señal de respeto. Repite. Y así, poco tiempo después surgieron Nara y Ezra, así que algún sorbo fue purificador.

Terminamos el día con el Goa Gajah o la Cueva de Elefante. Otro templo pequeño en el que también hay baños aunque no se practica el mismo ritual. Lo más impresionante es esa inmensa piedra tallada que conforma la entrada de la cueva. Su interior está oscuro, aunque hay puntos de luz en los altares de Ganesha. La oscuridad es tal que da hasta miedo, y no porque vaya a salir alguien por algún lugar a hacerte algo, sino porque realmente parece que estás en la boca de un animal. Y comienza a diluviar, vaya viaje de vuelta en moto nos espera.

Recorriendo Bali
La entrada a la cueva y su oscuridad

Nuevo dia, nueva ruta y nueva visión de Bali.

Esta vez la ruta nos aleja aún más. Tras una hora en moto por fin llegamos a las cataratas de Nungnung y, tras pagar la entrada, comenzamos a descender los más de 400 escalones que hay hasta llegar a esta maravilla, impresiona. Nos quitamos la ropa y estamos dispuestos a meternos en el agua; pero a medida que nos acercamos, notamos la temperatura del agua. Está fría y el salto de agua de 60 metros genera un viento que no ayuda a mejorar la temperatura. Es más, la fuerza del viento es tal que se hace difícil acercarse a la cascada, e imposible atravesarla. Es un momento único.

Recorriendo Bali
Cascada Nungnung

Y tras tomarnos nuestro tiempo en la cascada, continuamos a Ulun Dano Beratan, un templo enclavado en el lago Beratan, junto a las montañas. ¿Podríamos decir que nos decepciona un poco? No se si esos son los términos adecuados. El enclave es difícil de separar: un inmenso lago a las faldas de un imponente macizo. El templo es bonito, cuidado, más pequeño de lo que te imaginas cuando ves las fotos publicitando. Probablemente el complejo de tiendas y parques infantiles que lo rodea hace que pierda encanto.

Recorriendo Bali
Desde esta perspectiva el templo es de 10, por eso no verás el otro lado

Hoy estamos agotados. Nos han engañado los kilómetros. Si eran 16 en línea recta, se han convertido en 40 por carretera. Así que decidimos acabar el día aquí. Sin embargo, ha sido un día maravilloso. Y es que no puedes contar que has estado solo en dos sitios; el viaje ha sido parte destacada del día de hoy, pasando por otros preciosos arrozales y tantas casas tradicionales que no hemos podido pararnos en todas para fotografiarlas.

Ya en Ubud buscamos algo para cenar y acertamos. Mientras vemos una película en la habitación del hotel lo sentimos: se mueve la puerta la cama, las paredes… la tierra. Un terremoto de 5.7 en la escala de Richter con epicentro al sur de la isla de Java se hacía sentir en todo Bali (con unas dimensiones mínimas en comparación con la escala); nuestro primer terremoto (y no queremos otro más fuerte).

Se terminaron nuestros días en Ubud, nos han faltado muchas cosas por hacer; pero no nos gusta forzarnos de más, nos gusta disfrutar sin mirar el reloj de lo que estamos viviendo. Mañana vamos al sur, a la playa por fin.

Gasto Coste en moneda local € aprox.
Terrazas de arroz de Tegalalang por persona 10.000 IDR 0’63€
Entrada Gunung Kawi por persona 15.000 IDR 0’94€
Entrada Tirta Empul por persona 15.000 IDR 0’94€
Alquiler de sarong para el ritual 10.000 IDR 0’63€
Entrada Goa Gajah por persona 15.000 IDR 0’94€
Entrada a la cascada Nungnung por persona 10.000 IDR 0’63€
Entrada a Ulun Dano Beratan por persona 50.000 IDR 3’15€
Alquiler de moto/día 60.000 IDR 3’7€
Cena para dos en Sambal Matah 307.000 IDR 19’3€

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Naturaleza y templos alrededor de Ubud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s