Bergen, tierra de fiordos y mucho más

¿Qué sabemos de Bergen?

Bergen, la ciudad de la lluvia y de los fiordos noruegos es la segunda ciudad del país tras Oslo y ofrece un sinfín de actividades para disfrutar de la naturaleza. Perfecta para una escapada de unos cuantos días.

Es una ciudad pequeña y su centro histórico es fácil de recorrer. Lo primero que recomendamos es una visita rápida a la oficina de turismo situada en el Mercado de Pescado que hay en el puerto. Desde la oficina puedes reservar las excursiones a los fiordos, ofrecen distintos recorridos con muchas posibilidades que pueden ir desde una hora en barco hasta excursiones de un día entero que combinan barco, bus y tren y que son 100% recomendables.

¿Dónde alojarse?

Para alojarse, hay un buen numero de hoteles, algún youth hostel y muchas casas y habitaciones vacacionales. Tuvimos la suerte de alojarnos en una casita en el centro subiendo hacia la montaña, con unas vistas del puerto difíciles de superar.

¿Qué hacer en Bergen?

Dedica al menos medio día a visitar el centro histórico, pasea por el puerto y disfruta de las casas de colores que se utilizaban como almacén de pescado y lugar de secado del bacalao; aún mantienen su estructura intacta. También puedes visitar el museo de la ciudad, pasando por el acuario o el museo de arte KODE.

Una parada obligatoria, cara pero obligatoria, es comer o cenar en el Mercado de Pescado. Pescado y marisco fresco preparado de forma sencilla pero exquisita. Al entrar al mercado encontrarás un montón de puestos que además de vender la pescada del día tienen una cocina y unas mesas donde prepararte unos riquísimos platos frescos.

Es hora de hacer un poco de ejercicio y disfrutar de la naturaleza. Sube a la montañas de Floyen y Ulriken. Podrás acceder en funicular al primero y en teleférico al segundo, y desde arriba encontrarás un montón de rutas para hacer senderismo. Que no tienes ni equipo ni forma física, no importa hay muchas rutas posibles, seguro que encontrarás la que es para ti. Tomate tu tiempo y disfruta de las vistas de la ciudad y las montañasDesde la cima de estas montañas podrás ver blanco sobre blanco, si aún hay nieve, una cordillera preciosa por un lado; por el otro el puerto, el pueblo y la salida de los cruceros para recorrer los fiordos.

Bergen, Noruega
Montañas de Bergen

Otra parada obligatoria es la la iglesia de madera de Fantoft. Está a las afueras de la ciudad y deberás coger el tranvía y luego caminar unos veinte minutos hasta llegar al bosque donde se sitúa esta iglesia de madera tallada y que mezcla la mitología nórdica con la cristianización del momento. Cuentan los locales que se siente la energía de todos los ritos y conjuros hechos en la iglesia y sus alrededores por los brujos y magos del lugar. Compruébalo tu mismo, encuentra un buen lugar donde sentarte y disfruta del silencio y misticismo que envuelve el bosque. Lo sientas o no, vale la pena sentarse a meditar.

Bergen, Noruega
Iglesia de Fantoft

Los fiordos desde Bergen

Y dejamos para el final “la joya de la corona”: los Fiordos.

Uno de los cruceros recomendados es el que recorre el fiordo de Hardanger. La  excursión dura unas 9 horas, donde podrás gozar de la belleza de los lugares que atravesarás desde el primer minuto. Empieza con una ruta en tren hasta Voss, jamás olvidaremos la imagen de absolutamente todo blanco o de las de casas cubiertas hasta los tejados de nieve; de ahí una guagua (autobús) hasta Gudvangen donde el paisaje cambia poco a poco; por fin, subes a bordo de un barco durante un par de horas admirando las vistas de los fiordos, si tienes suerte las imágenes espejo se irán sucediendo una tras otra hasta  Flam. Flam un pueblo pequeño con mucho encanto muy preparada para los que hacen este crucero. El regreso consiste en una ruta pequeña e inclinada más en tren hasta Myrdal y otro tren de regreso al punto de partida.

Bergen, Noruega
Crucero por los fiordos

Una opción más barata  y corta que el recorrido anterior, es el crucero de 3 horas hasta Mostraumen. El crucero es significativamente más corto y no cambias de medio pero esto no resta atractivo. Al llegar al final, o a mitad de camino antes de regresar, los barcos recogen agua del deshielo que te dan a probar, deliciosa!

Ambas excursiones son muy diferentes, una puede ser más impresionante en algunos aspectos que la otra, pero ninguna podría sustituir a la otra. La primera es mágica, los pueblos entre las montañas impresionan… La segunda acaba en un estrecho espectacular, no te quedes sin probar el agua recogida del deshielo.

Nuestra recomendación: si tienes tiempo y presupuesto haz las dos.

Bergen, Noruega
Crucero por los fiordos

 

¿Es posible hacerlo con niños?

Como muchas otras ciudades nórdicas, está preparada para la afluencia de peques. El pueblo es escarpado pero permite el acceso a carritos de bebé. La zona del puerto donde se encuentran las antiguas casas de almacenamiento de pescado son tan pintorescas que seguro a los peques les encanta.

La iglesia de Fantoft está situada en un bosque así que si no les interesa mucho la iglesia aún pueden jugar en un espacio amplio, seguro y al aire libre. Lo mismo ocurre con los paseos en la montaña, donde además encontrarás un montón de figuras de trolls y otros animales del bosque. Pensando en los dos cruceros que hicimos y recomendamos, creemos que el primero, aunque más largo, puede resultar el más atractivo para los peques ya que cada poco vas cambiando de tren a barco y a otro tren y las vistas son fascinantes

¿Cuál fue tu experiencia en los fiordos?

 

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Bergen, tierra de fiordos y mucho más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s