Katmandú: ciudad de templos

Información básica para estar en Katmandú

Katmandú es la capital y ciudad más grande de Nepal, se encuentra situada en un valle bajo su mismo nombre. Este país asiático congrega a hindúes y budistas a partes iguales o al menos en gran número de templos y población, creando un ambiente muy distinto a otros países con una mayoría religiosa clara y de larga tradición. Quizá esto es algo de lo que más atrae al turista, no sólo la fisonomía de los nepalíes marca las diferencias sino también su arquitectura y sus templos. Sin embargo, unos y otros están bien avenidos en una convivencia casi paralela.

El centro de Katmandú fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, lamentablemente varios terremotos hicieron destrozos en la zona tanto en los edificios históricos como en las apiñadas casas. Durante este tiempo, el país y la ciudad ha recibido mucha ayuda para su reconstrucción y, aunque no hemos vuelto, nos consta que se ha avanzado mucho y recuperado gran parte de la ciudad.

Katmandu, Nepal

Nos adentramos en Katmandú

Katmandú es sin duda una ciudad repleta de templos, pero son los nepalíes los que que hacen aún más hermosa esta urbe. El barrio mochilero por excelencia es Thamel, que se sitúa a la vuelta de la esquina de todo lo demás. Hay alojamiento para todo tipo de bolsillos e intereses y pese a ser un barrio muy concurrido encuentras alojamientos que se alejan del bullicio. Así que sin importar realmente qué prefieres seguro podrás encontrarlo en Katmandú.

La Plaza Durbar, plaza central de la ciudad es enorme y tiene tantos templos que es fácil que te pases la mañana en cuanto tengas un poco de curiosidad. Con un mercado para ofrendas en su entrada esta plaza reúne antigüedad y tradición junto a edificios de arquitectura que nada tienen que ver unos con otros, un ejemplo es el edificio neoclásico blanco que llamará tu atención no tanto por su belleza sino porque “no pinta nada en ese espacio“.

Boudhanath Stupa (budista)

La mayoría de los templos de esta ciudad te dejará sin palabras, pero éste además es Patrimonio de la Humanidad desde 1979: Boudhanath Stupa. Ésta estupa budista esférica en sí una maravilla, pero todo lo que se mueve alrededor no dejará de sorprenderte. Desde vendedores de souvenirs y de ofrendas hasta terrazas con las mejores vistas a este lugar sagrado. Podrías pasarte horas en paz en este lugar meditando u observando.

Katmandu, Nepal

Pashupatinath (hinduista)

Paras en el camino, hay un enorme parque de atracciones de seguridad dudosa, y un camino de tierra lleno de comerciantes, y así se llega al siguiente templo. Cambiamos del budismo al hinduismo y a uno de los templos más importantes de Shiva: Pashupatinath. Es un templo sencillo, con muchos shadus a los que puedes intentar robarle una foto. Como otros tantos templos sigue en activo, esto quiere decir que aquí se hacen piras crematorias para despedir a los difuntos. Y tú podrás ver toda la ceremonia si quieres. A nosotros este tipo de cosas nos resulta un poco incómodo, si bien es público para nosotros la muerte de un ser querido suele ser bastante dolorosa y algo que no se suele compartir con extraños; así que decidimos no ver toda la ceremonia por respeto, pensando en lo que nos gustaría a nosotros que otros hicieran por nosotros.

Katmandu, Nepal

Swayambhunath (budista)

Podrás tener una vista de la ciudad desde el Templo de los Monos o Swayambhunath, evita subirte a un rickshaw porque el camino es bastante inclinado,  puedes ir en taxi si no quieres caminar cerca de una hora. Para llegar a la cima tienes que subir una empinada escalera. Una vez arriba hay distintos templos, una estupa y múltiples tiendas de souvenirs y artesanía. Es maravilloso ver cómo trabajan la piedra y la madera. Y tal y como dice su nombre, encontrarás monos.

Katmandu, Nepal

Yo subí en rickshaw, el muchacho me aseguraba que era un camino muy duro y yo pensaba que me quería timar. ¡Qué vergüenza pasé al ver al pobre tirar del carro como si fuera un mulo! No pude pagarle lo que habíamos acordado, tuvo que ser más y darle la razón. Por eso pido que elijas otro medio para llegar al templo.

Dechenling Garden

Si quieres descanso y tranquilidad aún estando en el centro puedes comer en Dechenling Garden (o cualquier otro en las callejuelas a la entrada de Thamel) o al Jardín de los Sueños a descansar en el césped y disfrutar de la poca naturaleza que hay en la ciudad. Aquí también vienen los enamorados a pasar las tardes entre las flores y por supuesto es un lugar habitual para realizar sesiones fotográficas, quizá veas alguna pareja retratando su enlace o algo parecido.

Cerca de Katmandú

¿Te has quedado con ganas de más templos? ¡Pues eso tiene solución! En coche, alquila un taxi por un día completo, puedes ver más. El templo de Changu Narayan no está en las mejores condiciones de conservación pero tiene piezas del siglo V y todavía sigue abierto al culto.

 

Bhaktapur, capital del país hasta el siglo XV también tiene una Plaza Durbar, que como el resto tiene mucha afluencia de locales y turistas. Además tiene fuentes de las que se surten de agua. En los templos hay muchos detalles llamativos por su delicadeza.

 

Patan, que una vez fue ciudad independiente, tiene otra Plaza Durbar pero más pequeña. Las fuentes y el Templo Bhismen son su máxima atracción, aunque siempre puedes pasear por la ciudad y encontrar otros rincones de gran interés, como el Templo Dorado, fuera del bullicio de la plaza.

Ahora eliges tú si quieres ver todos los templos o sólo algunos, nuestra recomendación es que no te pierdas hablar con los locales elijas lo que elijas.

¿Iríamos con niños?

Nepal es un país seguro, amable y sonriente, de grandes plazas y sin muchos formalismos, ideal para unos peques que les guste corretear entre las palomas. Claro que iríamos de nuevo con ellos.

¿Estuviste en Katmandú tras el terremoto? ¡Cuéntanos!

 

 

8 comentarios sobre “Katmandú: ciudad de templos

  1. Pingback: ¡Tierra trágame!
    1. Gracias! El viaje se cruzó en nuestros caminos pero nos dejó muy marcados, su gente es de lo más agradable que hemos encontrado y ver dos culturas, dos religiones tan bien avenidas da mucho que pensar. 100% recomendable

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s