Madrid: Viajero en tu propia ciudad

Donde regresa siempre el fugitivo, decía Sabina en su canción “Pongamos que hablo de Madrid“. Así nos pasa, que siempre regresamos a este cruce de caminos, ciudad formada por inmigrantes de toda España, porque hay que reconocer que puros “gatos”, apodo como se conoce a los de Madrid, hay pocos.

Y cada vez que volvemos, para vista a nuestra familia y amigos nos vuelve a sorprender. Cada vez hace más suya esa frase “de Madrid al cielo” y no sé si es porque la echamos de menos pero cada vez se pone más bonita. Y puede que sea por este gen viajero que nos hace vivir y viajar por el mundo, pero regresas y la ves con otros ojos, la quieres explorar como harías a 10.000 km en una capital asiática, y la quieres experimentar como harían los locales, pero ya no la conoces tan bien como hace 7 años cuando saliste de allí. Y te das cuenta de que te has convertido en un viajero en tu propia ciudad.

Madrid, España
Mercado de la Cebada en Madrid, España

Aun así, la mayoría de tu tiempo lo pasas con tu familia y amigos, hace meses que no los ves y quieres saber todo de ellos, cómo les va su vida, sus trabajos, esa nueva persona que han conocido y podría ser “la definitiva”. Así que aprovechas, y no dices que no a nada, unas cañas en el Mercado de San Fernando, una comida en el Senegalés de Lavapiés, una copa en la terraza del Círculo de Bellas Artes o una divertida cena en la terraza del nuevo piso de tus amigos. Todo son buenas excusas para seguir descubriendo la que durante muchos años considerabas tu única casa y de la que decías que nunca saldrías.

Aprovechas y te llevas tu cámara para fotografiar todos esos sitios por los que antes pasabas y no les dabas la menor importancia, y que ahora de repente se han convertido en auténticos monumentos como los que vas a visitar por otros países del mundo. Y te sientas a ver el atardecer en el Templo de Debod, un día entre semana, solo y sin prisas y vuelves a sentirlo, vuelves a enamorarte de Madrid, pero esta vez es distinto, ahora Madrid es y será una de esas ciudades increíbles que visitaste en tu viaje por el mundo.

Madrid, España
Templo de Debod en Madrid, España

Y ahora no importa la distancia ni el tiempo que pasen hasta que volvamos a vernos, cada vez que regresemos nos seguirás sorprendiendo y te seguiremos explorando. Hasta la próxima Madrid.

 

 

8 comentarios sobre “Madrid: Viajero en tu propia ciudad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s